0 6 mins 3 años

La OIT, se funda el 11 de abril de 1919, en virtud del tratado de versalles. Su constitución, sancionada en 1919, se complementa con la declaración de Filadelfia de 1944.
Es un organismo especializado de la O.N.U. Cuyos objetivos son la protección y promoción de los derechos relacionados con el trabajo y su sede esta ubicada en Ginebra (Suiza).
La O.I.T. Tiene un gobierno tripartito (único en su genero en el momento de su fundación), integrado por los representantes de los gobiernos, de los sindicatos y de los empleadores. Su órgano supremo es la conferencia internacional del trabajo, que se reúne anualmente en junio. Su órgano
ejecutivo es el consejo de administración, que se reúne cuatrismestralmente en Ginebra. Toma decisiones sobre políticas de la O.I.T. y establece el programa y presupuesto que posteriormente son presentados a la conferencia para su aprobación y también elige al director general.
En 1969 la O.I.T. Recibió el premio nobel de la paz. Esta integrada por 187 estados nacionales. No tiene potestad para sancionar a los gobiernos.

La constitución de la O.I.T. tuvo lugar en la conferencia de Washington celebrada entre el 29 de octubre y el 29 de noviembre de 1919, en la que participo como representante de las organizaciones obreras españolas Francisco Largo Caballero (después llegaría a ser presidente del gobierno de España en plena guerra civil) secretario general de la socialista Unión General de Trabajadores, resultando elegido miembro de su consejo de administración y colaborando a partir de entonces muy estrechamente con el primer director general de la O.I.T. el francés Albert Thomas.


La declaración de Filadelfia, promulgada el 10 de mayo de 1944, es la actual carta de la O.I.T.
Tiene cuatro principios fundamentales sobre dignidad humana:

1- El trabajo no es mercancía
2- La libertad de expresión y de asociación es esencial
3- La pobreza en cualquier lugar constituye un peligro para la prosperidad en todas partes
4- La guerra contra las carencias se debe desatar con vigor implacable

Después de una gran guerra destructiva , (1ª guerra mundial) donde se perdió el 1% de la población mundial, la O.I.T. se basa en una visión según la cual una paz duradera y universal solo puede ser
alcanzada cuando esta fundamentada en el trato decente de los trabajadores.

La O.I.T se convirtió en la primera agencia de las Naciones Unidas en 1946.
La Conferencia Internacional del Trabajo es el órgano superior de la O.I.T. esta integrada por cuatro delegados por cada país miembro, dos de ellos elegidos por el gobierno, y los otros dos propuestos por las organizaciones de trabajadores y empleadores respectivamente. De este modo, la mitad de
los integrantes de la Conferencia representan a los gobiernos, en tanto que una cuarte parte integra el bloque de los trabajadores y la otra cuarta parte integra el bloque de los empleadores.
La Conferencia debe examinar el informe global sobre lo que ordena la declaración de la O.I.T. relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, debiendo dar cuenta cada año en forma rotativa, el estado en que se encuentran cada uno de estos puntos:

1-Libertad sindical de asociación y reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva
2-La eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio
3-La abolición efectiva del trabajo infantil
4-La eliminación de la discriminación en el empleo y la ocupación


La función de la comisión de expertos es examinar las memorias que todos los países tienen la obligación de presentar cada año, detallando el estado en que se encuentra la aplicación de los convenios internacionales en su territorio.
El comité de libertad sindical (C.L.S.) es un importante organismo que depende del Consejo de Administración, integrado por nueve de sus miembros y un presidente independiente, pertenecientes por partes iguales a los tres bloques (estados, empleadores y trabajadores). Su función es intervenir en las quejas relacionadas con la libertad sindical, derivadas de las posibles violaciones de los convenios internacionales y aquellos que resultan complementarios.
La importancia del C.L.S. radica en el alto perfil político de sus miembros, y en la facultad que tiene para formular recomendaciones criticas a los gobiernos, cuando determina que la libertad sindical ha sido afectada.


INTERNATIONAL LABOUR ORGANIZATION
Iº CENTENARIO DE LA O.I.T
COMITE DE ELECNOR SABADELL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.